IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

UN BAÑO RELAJANTE PARA CADA OCASIÓN

01/01/2013

Después de un día intenso, ¿a quién no le apetece un baño caliente en casa con aceites o sales aromáticas? Cualquier baño caliente siempre es relajante, pero existe un tipo de baño que podemos tomar en casa para cada situación de estrés o cansancio.

Baño para combatir el estrés

El agua tiene debe tener una temperatura agradable dependiendo de la sensibilidad de cada persona, pero lo ideal son unos 36-38 grados. El baño debe tener una duración media de unos 15/20 minutos. Añadiremos ocho gotas de esencias de baño: manzanilla, lavanda o ciprés, para calmar las palpitaciones; cáscara de mandarina, yuzu (cítrico japonés) o ravintsara (originario de un árbol de Madagascar) , para los nervios; menta, albahaca o ylang ylang para las cefaleas; o menta pipperita para piernas cansadas.

Baño para regenerar tu piel

Si tu piel está muy seca, es atópica, o tienes psoriasis, cicatrices, acné o quemaduras, lo mejor es un baño de fangoterapia con efectos regenerantes. Para ello podemos extender una capa de 2-3 mm de espesor de fango Sulphaterm (en farmacias), elaborado con algas. Sumérgete en el agua durante unos diez minutos y luego retíralo. Para terminar puedes aplicar un aceite hidratante.

Baño para tener dulces sueños

Para este baño tan especial necesitaremos una esponja natural, un poco de aceite esencial de lavanda y un manojo de flores secas también de lavanda. Llenaremos la bañera con agua caliente, 38-40º, y echaremos unas gotas de aceite esencial de lavanda. A continuación, haremos lo mismo con las flores de lavanda.

Ya solo queda sumergirte en la bañera durante 20 minutos, cerrar los ojos y comenzar a olvidarte de todo, poniendo la mente en aquello que te hace feliz. El perfume que desprende la lavanda consigue disipar tensiones y nervios, y por eso es uno de los aceites esenciales más indicados para ayudarte a conciliar el sueño. 

Baño relajante para dos

Para este baño en pareja necesitaremos dos almohadas para bañera, una esponja tipo guante de crin, aceite esencial de jazmín, una rosa roja y un exfoliante natural. Llenaremos la bañera con agua a unos 38-40º, pondremos diez gotas de aceite esencial de jazmín y pétalos de rosa.

Después podéis salir poco a poco de la bañera, secándoos lentamente, para terminar con un té aromático y relajante. Y si además, compartís ese baño con una iluminación tenue, velas aromáticas y música relajante...el relax será total. 

Un baño para sentiros más bellas

También existe un cómodo baño para salir del agua sintiendo que además de relajadas estáis más bella. Necesitaréis un kilo de sal marina, tres cucharadas de sales Epson, dos cucharadas de bicarbonato de sodio y 30 gotas de aceite esencial. Después mezclaremos estos ingredientes añadiendo pétalos de flores secas. Llenaremos tres cuartas partes de la bañera a una temperatura. Añadiremos las sales y durante 30 minutos disfrutaremos de sus beneficios exfoliantes, hidratantes y relajantes.