IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

SIÉNTETE BELLA POR DENTRO

10/01/2019

Siempre nos enfocamos en la salud y vamos al gym, comemos sano, pero ¿qué estamos haciendo por nuestro espíritu? ¿lo estamos alimentando con amor o lo llenamos de veneno y toxicidad? En este post de hoy quiero hablarte de crecimiento personal, algo tan necesario como lucir por fuera porque estar en paz con nosotros mismos es fundamental para que nos veamos y nos vean realmente bien.

Muchas veces enfermamos sin saber el porqué, a veces por estrés, nervios o cosas que se derivan de nuestro día a día. Otras veces nos puede pasar que, sin saber la razón aparente, discutamos con nuestra pareja, con un familiar o incluso con un amigo al que queremos realmente. ¿Qué es lo que nos sucede?

1.- El primer consejo para afrontar esos momentos es sencillo. Una buena forma de despojarnos de ese estrés con el que vivimos la vida es dedicar unos pocos minutos a meditar. Escoge el momento ideal en que sientas más cómoda o cómodo por dentro y háblate.

2. Baila. Moverte con música animosa es una de las mejores formas para comenzar a despejar la depresión o apatía.

3. Enfócate en el resultado que deseas lograr. No saber hacia dónde vas te desgasta. La acción sin propósito y dirección es pérdida de energía. Todo comienza con tener clara la visión del resultado que deseas lograr.

4. Practica yoga. Por medio de posturas, movimientos corporales y respiración adecuada, liberarás tensiones o cargas en el cuerpo que pudieran estar obstruyendo tu vitalidad.

5. Busca tu ‘yo puedo’. Siempre puedes. Es posible que no puedas hacer o lograr lo que quieres en el momento que lo estás deseando, pero siempre puedes hacer algo.

6. Encuentra la fe en ti. La fe es quizá, junto a la pasión, una de las fuerzas más poderosas a las que el ser humano puede conectarse. Es un recurso interior que te permite ir más allá.

7. Desahógate. No todas las personas desean escuchar tus problemas, pero existen amigos y parientes que sí y ellos te pueden ofrecer una solución o, simplemente, brindarte la oportunidad de ser escuchado y liberarte de la carga que tienes.

8. Respira. Cuando necesites inyectarte energía instantánea, solo respira; más oxígeno en tu organismo a través de una profunda respiración se traduce en una mayor generación de energía.

9. Regresa a tu zona segura. Cuando hay problemas es bueno alejarse un poco del ambiente tóxico y regresar a tu zona segura: tu casa, oficina, el parque o la playa.

10. Todo pasa. Nada dura para siempre y lo que ahorita es el fin del mundo para ti, en un par de meses será un recuerdo acumulado en tu experiencia de vida.