IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

¿POR QUÉ LOS RETOS DURAN 21 DÍAS?

26/01/2019

Alguna vez te has planteado, ¿por qué todos los retos o los cambios de hábitos eligen la cifra de 21 días para conseguirlo? Lejos de ser algo aleatorio, ese número de días es, según diversos estudios, el tiempo necesario para conseguir que un comportamiento saludable se traduzca en hábito. Pasados esos 21 días, ese nuevo comportamiento se integra en nuestros pensamientos y en nuestras acciones y puede pasar a formar parte de nuestra vida.

Maxwell Maltz (1889 -1975), un reconocido cirujano plástico de la Universidad de Columbia en la década de 1950, empezó a darse cuenta de un patrón que seguían sus pacientes: cuando les modificaba algún rasgo de la cara, por ejemplo, la nariz, les llevaba 21 días acostumbrarse al nuevo aspecto. Observó también que el síndrome del miembro fantasma en los amputados seguía el mismo patrón de los 21 días.

“Estos y muchos otros fenómenos observados comúnmente tienden a mostrar que se requiere de un mínimo de 21 días para que una imagen mental establecida desaparezca y cuaje una nueva”, escribió Maltz en su libro Psycho-Cybernetics (Psico Cibernética: el secreto para mejorar y transformar su vida), un libro de autoconocimiento que habla del potencial humano, publicado por primera vez en 1960 y que ha vendido varios millones de copias.

De este modo, son 21 días, ni uno más ni uno menos, porque para que cualquiera de nosotros podamos convertir un comportamiento en un hábito positivo, tenemos que realizar la actividad que queremos introducir en nuestra vida durante ese periodo de tiempo. Es entonces cuando se convierte en dicho hábito, lo que quiere decir que lo hemos integrado en nuestros pensamientos y/o en nuestras acciones.

Es a partir de ese momento cuando lo realizamos sin darnos cuenta, de forma automática, no hace falta voluntad consciente ni esfuerzo. Cuando la rutina está implantada, el cerebro no necesita pensar. Por eso vale la pena ser conscientes de lo que queremos cambiar durante al menos 21 días. De esta forma, en un año, podemos adquirir muchos hábitos saludables para nuestro cuerpo, mente y espíritu. Unos retos seremos capaces de realizarlos en estos días, aunque habrá otros que nos lleven mas tiempo, dependerá mucho de la insistencia y constancia que le pongamos. Este planteamiento surge de Robin Sharma en su libro 'El monje que vendió su Ferrari'.