IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

LA PIEL Y LOS BENEFICIOS DE LA LISINA

19/11/2018

La lisina es uno de los aminoácidos esenciales de nuestro cuerpo, ya que es la encargada de proporcionar al organismo las proteínas que necesita para su crecimiento. Además, también ayuda al cuerpo a mantener en equilibrio los niveles de nitrógeno. También juega un papel importante en la regulación del colesterol, y en la producción del calcio y el colágeno.

 ¿Qué es?

La lisina es un aminoácido contenido en las proteínas de algunos alimentos, como los frijoles, el queso, el yogur, la carne, la leche, el germen de trigo y otras proteínas de origen animal. Es un aminoácido esencial para las personas, ya que el cuerpo no puede producirlo por sí mismo. Por lo tanto, debemos aportarlo al organismo a través de los alimentos o tomando suplementos dietéticos. Una persona con un peso corporal normal de 70 kg necesita tomar diariamente entre 800 a 3.000 mg de lisina. Es particularmente útil para el tratamiento del herpes labial causado por el virus del herpes simple tipo 1. También está recomendada como remedio natural para tratar otros problemas de salud, como el herpes genital y el herpes zóster.

Beneficios de la lisina

Añadir un complemento a base de este aminoácido a nuestra dieta tiene diversos beneficios para la salud, entre los que destacan: prevención de la osteoporosis, tratamiento y prevención de las úlceras bucales,  mejora el funcionamiento del sistema inmunitario y reduce la ansiedad y el nerviosismo.

Asimismo, entre las múltiples propiedades de la lisina, encontramos su rol para promover el crecimiento y mantenimiento de los tejidos conectivos. El colágeno le da estructura a las células y las conserva en perfectas condiciones. Por otro lado, la lisina juega un papel muy importante en el funcionamiento óptimo del sistema inmunitario.

Una deficiencia de este aminoácido básico implica un deterioro del sistema inmunitario. Por ese motivo, la aportación adecuada de lisina es muy importante para la salud. Sin embargo, el cuerpo no puede producir por sí mismo este aminoácido, y debe ser suministrado a través la alimentación o tomando suplementos dietéticos. Muchos alimentos contienen lisina. Pero en el caso de las personas que sufren alergia a determinados alimentos o llevan una dieta vegetariana o vegana, lo más recomendable es tomar suplementos dietéticos de lisina. El sistema inmunitario se refuerza todavía más si se toman a la vez los complementos de lisina con los de arginina.