IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

COMBATE LA 'ASTENIA OTOÑAL'

25/10/2018

La llegada el otoño, tras un periodo de luz y de horarios flexibles, puede traer consigo la pérdida de energía, un estado de ánimo “más gris”, es lo que se conoce como ‘astenia otoñal’, un fenómeno que no es una enfermedad, sino más bien un fenómeno pasajero sin causa justificada y que tiene que ver con la adaptación de nuestro cuerpo y nuestra mente al cambio de estación.

Sin embargo, este ‘desorden biológico’ suele convertirse para quien no lo conoce en motivo frecuente de visita a la consulta de nuestro médico de cabecera.

Síntomas

  • Cansancio y debilidad generalizada.
  • Somnolencia y dificultad para conciliar el sueño.
  • Cambios de ánimo, apatía, tristeza
  • Falta de apetito.
  • Reducción de las defensas por lo que nos volvemos más propensos a resfriados e infecciones.
  • Falta de concentración.

 

Cómo prevenirlo

Para combatir la astenia otoñal os aconsejamos unos hábitos de vida saludables:

  • Mantén una  alimentación rica y variada. La dieta debe ser rica en vitaminas y fibra (fruta, frutos secos, cereales integrales, verdura y legumbres) y debe aportar proteínas (pescado, huevo, carne baja en grasas) para el buen funcionamiento del sistema nervioso y para estimular la producción de neurotransmisores que regulan las emociones. Fracciona las ingestas a lo largo del día y mantén un horario de comida. Evita la comida “basura”.
  • Duerme las horas necesarias y respeta los patrones del sueño. Intenta mantener un horario fijo para acostarte y levantarte. Así lograrás regular los biorritmos y los estadios de sueño y vigilia.
  • Realiza actividad física de forma moderada. El ejercicio físico de forma regular y moderado relaja la mente por la secreción de endorfinas y mantiene el tono muscular.
  • Aprovecha las horas de luz natural para hacer actividades al aire libre. La luz solar ayuda a levantar el ánimo ya que activa una serie de neurotransmisores y estimula la segregación de hormonas responsables de las emociones y del control biológico en función del día y la noche.
  • Reduce el consumo de sustancias excitantes para el sistema nervioso como la cafeína, teína, el alcohol y el tabaco.
  • Realiza actividades intelectuales que te estimulen y motiven. Te ayudarán a aliviar la sensación de apatía.

Aun así se puede completar la dieta con complementos alimenticios a base de vitaminas y minerales, de esto modo además de completar nuestra alimentación con nutrientes que nos faltan, ayudaremos a aumentar nuestras defensas.