IDENTIFICATE flechaCESTA DE LA COMPRA(0)
Pinterest
 
 

EL YOGA EN MI VIDA

18/06/2015

Hace cinco años pensé que quería hacer algo nuevo que mejorara mi vida interior. Se me presentó la gran oportunidad de conocer un importante maestro de yoga Jose Antonio Díaz . Para mi fue como una iluminación, pude disfrutar de una persona maravillosa que me instruyó en esta disciplina. 

Yo había sido toda la vida una chica deportista,  no en exceso ni a nivel profesional, pero hacer deporte dos veces por semana me hacía sentir bien. El aumento de serotonina mejoraba mi estado físico y mental y practicar yoga  multiplicò esos beneficios y añadió otros muchos más.

El mundo en el que vivimos ha estimulado una separación de nuestro verdadero ser ; más que una alineación con nuestra esencia. El yoga consigue alinear el yo inferior (ego) con el yo superior (alma ).Esto es un proceso que requiere una compresión profunda que llega a la raíz de nuestra esencia. Además, fortalecemos el corazón y logramos alinear la razón con el corazón. 

Hay miles de posiciones  (asanas) que producen multiples beneficios: trabajan la psique, ayudan a acondicionar el cuerpo aumentando su fuerza y flexibilidad y regenerar el sistema muscular, circulatorio, óseo , nervioso, digestivo y respiratorio .

La técnica de respiración se denomina pranayama donde el prana significa energía o fuerza vital.

Conecta la atención en diversas partes del cuerpo. Con la practica diaria de yoga , la mente , el cuerpo y el espíritu controla la energía del cuerpo. 

En conclusión:

Nunca es demasiado tarde para ver que es importante en nuestra vida y luchar por ello. Para mi el yoga fue fundamental y he hecho de esta práctica un estilo de vida y he aprendido algunas enseñanzas. 

Cada día que vivimos puede ser un milagro,  una inspiración,  una bendición, una lección..........

Aprende del silencio, se optimista especialmente en momentos duros , cultiva el buen humor , el cariño , la bondad , la generosidad , se único en tu esencia , simplifica la vida y vive el presente como si no hubiera un mañana.

Aprendí que la sonrisa y una buena acción puede cambiar el mundo. 

Que si quieres algo debes tener una disciplina diaria e ir tras ello.

Y sobretodo he aprendido que en la vida no se trata de ser perfecto se trata de ser feliz

A diario tenemos un sinfín de momentos para conectar con nosotros mismos y “meditar”. Están ahí, solo hay que saber verlos y saborearlos. No olvidemos agradecerlos.

Aparte del maestro José Antonio Díaz que me inculcó en la disciplina y muchas cosas más, quiero dar las gracias al artista Miguel Ferrer, por esas fotos tan especiales; a mi equipo de trabajo David, Olga y en especial a mi hermana Ade: es una bendición tenerla a mi lado toda la vida y mucho más poder compartir espacio laboral.

Gracias en definitiva a todas esas personas maravillosas que siempre estáis ahí, apoyándome profesionalmente con las palabras más bonitas y ricas y valorando mi trabajo al máximo nivel. 

A todas esas amigas y amigos que con vuestro apoyo diario hacéis que la vida tenga un color mas hermoso y siempre sacáis lo mejor de mi, gracias!!

NAMASTE